Horóscopo de Hoy

La sofrología

La sofrología es una propuesta científica (se le considera propuesta porque se crean unas hipótesis de trabajo y se persiguen unos objetivos) creada por el Dr. Cayedo en 1960 y que utiliza la sabiduría milenaria del yoga y el budismo zen, técnicas de hipnosis y de relajación para ofrecer un tipo de relajación dinámica y meditativa al alcance de cualquiera.

La palabra sofrología deriva de tres palabras en griego que significan "estudio de la tranquilidad de la mente". Esta propuesta científica se centra en el estudio de la conciencia humana en sus dimensiones positivas ya que considera que la conciencia es la única capacidad de la mente humana sobre la que podemos ejercer control. La sofrología estudia por ello las capacidades del proceso consciente para ejercer sobre las mismas una acción de aprendizaje por parte del alumno.

Pero además la sofrología trabaja el autocontrol del paciente. Se trata de un autocontrol a nivel físico y mental, ya que esta propuesta científica considera que no se puede actuar a un nivel si no se actúa sobre el otro también. Relaciona la falta de autocontrol sobre las emociones con los problemas que provoca la somatización de las mismas. Dicha somatización está provocada por una descompensación nerviosa y por un estado de ansiedad y se manifiesta en taquicardias, sensación de ahogo, dolor de estómago, pérdida de apetito...

Mujer haciendo ejercicio de relajación

La sofrología trata de conseguir que el cuerpo humano experimente una relajación mediante un mecanismo racional. La diferencia entre la sofrología y otros métodos de relajación o modificación de los patrones de conducta está en el cuidado que pone ésta en no interferir en el libre albedrío de la persona, en no manipularla, sino en dejar que ésta evolucione de forma positiva según su personalidad.

La sofrología parte del Principio de la realidad objetiva, mediante el cual el profesional de esta materia estudia al paciente desde la realidad de éste y no desde la suya propia. Utiliza sencillos ejercicios basados en la comprensión y la relajación consciente que podemos realizar en la calle, en casa, de pie o sentados. Su duración es breve (unos diez minutos) y al cabo de diecisiete semanas practicándolos ya podemos empezar a sentir sus múltiples beneficios. Entre esos beneficios que aporta la sofrología encontramos la capacidad para aprender a escuchar a nuestro cuerpo, el aumento de la concentración y la memoria o la estimulación de la imaginación y la intuición.

Un ejemplo de ejercicio para practicar la relajación estática sería el que se recomienda poner en práctica durante la primera semana: durante diez minutos dos veces al día, nos tumbaremos llevando a cabo una relajación corporal, siendo conscientes de la postura que estamos manteniendo y entrando en contacto con el entorno y nuestro propio cuerpo. Se trata de sentir a fondo todas las emociones y equilibrar el sistema nervioso y la mente.

La terapia sofrológica, reconocida a nivel internacional, resulta eficaz para mejorar problemas físicos como pueden ser el dolor de espalda así como también otros de carácter psicológico como pueden ser la depresión o la ansiedad.

¡Coméntalo!