Horóscopo de Hoy

Cómo alimentar tu espíritu

Alimentarnos se ha convertido en nuestra sociedad en algo más que una necesidad biológica. La comida forma parte de los rituales, creencias, y en definitiva, de la cultura de un pueblo.

El ser humano ya no solo come diariamente para alimentarse, sino que lo hace también para relacionarse con otras personas o celebrar momentos importantes en su vida. Existen alimentos de hecho, como las tartas de boda o cumpleaños, asociados a celebraciones puntuales.

Pero los alimentos que comemos, no solo alimentan nuestro cuerpo, sino que también lo hacen con nuestra mente y espíritu. Para alimentar adecuadamente nuestro espíritu podemos elegir unos u otros alimentos en base a diferentes criterios: el estado de ánimo que tenemos, el que nos gustaría tener, su color, simbolismo o simplemente guiados por nuestra intuición. Todos los criterios son igualmente válidos.

Una mujer alimenta su espíritu con un alimento naranja

Podemos escoger un alimento en función de las propiedades que nos proporciona según su color.
- Azul y púrpura: ambos colores guardan relación con lo espiritual. Si buscamos conectar con nuestro lado espiritual, podemos comer alimentos como arándanos, ciruelas, uvas, col lombarda, remolacha o sardinas.
- Blanco: el color blanco proporciona relax y tranquilidad. Podemos encontrarlo en alimentos como el arroz, el pollo, la nata o la leche.
- Marrón: el marrón es un color que simboliza la tierra y por ello es perfecto cuando lo que buscamos es concentración. El pan integral o pan tostado y el chocolate nos ayudarán a ello.
- Naranja y amarillo: ambos colores son perfectos para levantar nuestro estado de ánimo. Un desayuno a base de huevos revueltos, cereales, melocotón y miel será una forma estupenda de comenzar el día con optimismo.
- Rojo: este color hace que aumente nuestra vitalidad. Cebollas rojas, pimiento rojo, tomate, rábano, carne poco hecha, lentejas rojas, fresas o grosellas son algunos de los alimentos que contienen este color. Comerlos acompañados de música tranquila contribuirá a que nos sintamos menos cansados.
- Rosa: es el color del amor, perfecto para una cena romántica. Entre los alimentos que contienen este color se encuentran: el pomelo rosa, sandía, salmón o las manzanas rosadas.
- Verde: los alimentos de color verde nos ayudan a equilibrar nuestra energía ya que nos permiten conectar con la naturaleza. Alimentos como la lechuga o la verdura nos ayudarán a eliminar tensiones. Al igual que lo hará comer en un lugar en el que estemos en contacto con la naturaleza como pueda ser un parque.

Otro criterio es elegir un alimento por su significado o simbolismo.
- Alimentos picantes: Añadiendo alimentos como la mostaza, guindilla, curry, jengibre o la canela a nuestra dieta podremos añadir alegría a nuestra vida.
- Bebidas con gas: sus burbujas producen un efecto chispeante por lo que podemos elegir la bebida que contenga burbujas que más nos guste. Champán, gaseosa o cualquier otra.
- Galletas: calman los ánimos en momentos de tensión.
- Helado: ayudan a calmar y reducir el nerviosismo, especialmente el helado de limón.
- Mantequilla: perfecta cuando nos veamos obligados a hacer observación o comentario algo duro a alguien.
- Zumos naturales: al igual que la fruta fresca, son muy útiles para que conectemos con nuestra energía vital.

¡Coméntalo!