Horóscopo de Hoy

Test: ¿Te dejas llevar por la moda?

Respecto a la moda, hay dos extremos: está quien es una esclava de ella y quien se pone lo primero que pilla. Y por supuesto el punto intermedio. ¿En cuál dirías que estás tu? Averígualo con este test.

Pregunta
1
de
7

















No siempre das la misma importancia a la moda:

Resultado: "ESTILO PROPIO"
Siempre has creído que la ropa es algo funcional. Se trata de que te proteja del frío en invierno y de que no te dé demasiado calor en verano. Para nada estás de acuerdo cuando oyes eso de que "somos lo que vestimos" y te parece una frivolidad juzgar a alguien por su forma de vestir. Tu estilo se define por la palabra comodidad y a partir de ahí no existe ningún otro tipo de norma. Mezclas las prendas como te da sin preocuparte mucho de si quedan bien o no. Tus amigas te dicen que tienes un estilo muy tuyo y sin embargo tu no sabes muy bien cómo se consigue porque lo único que haces es vestirte como quieres. Desde luego tienes una gran personalidad.

Resultado: "FASHIONISTA"
Encajas en el prototipo de mujer fashionista, es decir, te gusta la moda pero no sigues de forma compulsiva las tendencias de cada nueva temporada. Crees que es importante vestir de forma adecuada a la situación y el lugar en el que estés y esto es precisamente lo que tratas de hacer cuando eliges tu vestuario. Si un día tienes que llevar un vestido y zapatos de tacón y al día siguiente una sudadera y unas zapatillas no tienes ningún problema. Pero eso sí, no eres de las que se dejan un dineral en ropa. Al revés, sabes hacer buenas compras y sin gastar demasiado logras estar perfecta en todo tipo de situación.

Resultado: "ESCLAVA DE LA MODA"
Te encanta y hasta podríamos decir que te apasiona la moda. Constantemente estás viendo qué es lo que se lleva y dónde puedes conseguirlo. Es más que probable que destines una buena parte de tus ingresos a vestir bien y cuidar tu imagen pero, ¿no crees que exageras un poco? Seguro que tienes prendas que compraste en las últimas rebajas porque eran un "buen fondo de armario" y que todavía no has estrenado siquiera. O quizá tengas otras que hace años que no te pones pero que guardas para cuando vuelvan a llevarse. Tal vez deberías aprender a comprar de forma menos compulsiva y cuidar más las cosas que tienes. De esa forma lograrías ahorrar un poco y podrías gastar ese dinero en todo tipo de actividades de ocio.




¡Coméntalo!