Horóscopo de Hoy

Test: ¿Eres una persona orgullosa?

Normalmente las personas más orgullosas son aquellas que son también muy vanidosas. Si no estás segura de si este es tu caso o no, ha llegado el momento de que lo sepas gracias a este test.

Pregunta
1
de
7


















Todo apunta a que tu orgullo no siempre es el mismo:

Resultado: "EN ABSOLUTO"
Sin duda eres la persona menos orgullosa del mundo. Te gusta vivir en armonía con las personas de tu entorno y odias discutir o que haya un mal ambiente alrededor tuyo. Por eso no tienes problema alguno en ser tú quien dé su brazo a torcer para terminar con un malentendido o hacer las paces con alguien con quien hayas discutido. Si se da el caso de que alguien te ofende, sufres como cualquier otra persona pero pese a eso no tardas demasiado en olvidarlo. No va contigo el guardarle rencor a nadie porque bajo tu punto de vista, no vivimos tantos años como para malgastarlos enfadados. Si alguien se porta mal contigo le perdonas y en todo caso te decantas por ignorarlo, pero nunca por proyectar energía negativa o malos deseos hacia esa persona.

Resultado: "SÍ QUE LO ERES"
Lo cierto es que eres orgullosa, no podemos decir lo contrario. Pero en tu defensa diremos que ni mucho menos eres la más orgullosa del mundo puesto que hay personas que lo son muchísimo más que tú. En tu caso te cuesta dar tu brazo a torcer para solucionar un conflicto con alguien pero a pesar de eso sueles ceder. Cuando te enfadas con alguien no se te pasa enseguida como a otras personas, pero tampoco eres de las que lo graban "a fuego" en su memoria. Tan solo necesitas unos días (siempre y cuando no sea algo grave) para olvidar qué fue lo que te molestó y volver a tratar a esa persona como si nada hubiese ocurrido entre vosotros. Y es que debajo de ese orgullo se oculta una persona con un gran corazón.

Resultado: "EL ORGULLO EN PERSONA"
Eres de esa clase de personas que se tienen en tanta estima que son incapaces de pensar que alguna vez puedan no llevar la razón, de hecho cuando alguien trata de demostrarte que esto es así te enfadas muchísimo y no cedes ni un ápice. Cuando lo haces argumentas atacando y si alguien te dice que te estás pasando contestas que tú eres así. ¿De verdad crees que esta actitud te proporciona grandes ventajas? Más bien ninguna. Solo puede acabar haciendo que los demás se alejen de ti porque agotes su paciencia. Tal vez antes de que esto ocurra podrías plantearte cambiar. Verías como no hay nada de malo en reconocer que te has equivocado y que no por ello te muestras débil ante los demás. Todo lo contrario, reconocer los errores propios nos hace mucho más humanos.




¡Coméntalo!