Horóscopo de Hoy

Superar una pérdida en pareja

Sufrir una pérdida bien sea como consecuencia del fallecimiento de un ser querido, la finalización de una amistad o la pérdida de nuestro puesto de trabajo, nos entristece profundamente pudiendo llegar a aislarnos. Tras la pérdida llega el duelo, un periodo indispensable por el que debemos pasar para reencontrarnos con la vida. Sin embargo no siempre se da plenamente. A veces los reproches o la culpa, nos impiden avanzar, entendernos y perdonarnos e instalar a esa persona que se ha ido en nuestro corazón. Como consecuencia nuestro dolor aumenta y nuestro sufrimiento se prolonga a lo largo del tiempo.

Otras veces lo que sucede ante una pérdida es que tendemos a construir de manera inconsciente, una especie de muro a nuestro alrededor para evitar el sufrimiento. Pero lo único que conseguimos es no elaborar el duelo y toda pérdida conlleva un duelo que no es posible aplazar. Cada persona vive el dolor a su manera y cada una necesita un periodo de tiempo distinto para sentir el dolor y adaptar su vida a las nuevas circunstancias, pero debe pasar por este proceso.

Hacer como si nada hubiera ocurrido solo sirve para que nos cerremos emocionalmente y con nuestro entorno, especialmente con nuestra pareja, que acaba sufriendo las consecuencias. Lo habitual en estos casos es que la persona afectada por la pérdida tienda a poner distancia en todas sus relaciones. La otra parte de la pareja tiende a culparse al observar este comportamiento y a ponerse a la defensiva y la distancia entre ambos no hace sino aumentar aún más.

Mujer que afronta una pérdida

La pareja de la persona que ha sufrido la pérdida puede ayudarle a sobrellevar esta etapa, a curar sus heridas y armonizar con la vida si en lugar de distanciarse de su pareja se acerca a ella. Puede hacerlo practicando la escucha amorosa, una escucha que va más allá de las palabras y cuyo objetivo es saber qué es lo que le sucede. Pero puede que ni siquiera haga falta preguntar, sino simplemente permanecer a su lado mostrándole su apoyo.

Hay muchas formas de mostrar apoyo a nuestra pareja en esta situación. Una de ellas sería respetando su dolor. Puesto que es habitual que la pérdida haga que la persona que la sufre se encierre en sí misma, no debemos reaccionar de forma negativa ante esta actitud adoptada por nuestra pareja. Sería lo habitual en cualquier otra circunstancia, y es posible que de forma natural tendamos a hacerlo pues el ser humano suele reaccionar de igual modo ante determinadas situaciones similares.

No tiene sentido tampoco que nos culpemos porque nuestra pareja se sienta triste puesto que no somos los culpables de la situación que provoca su tristeza y aislamiento. Debemos tratar de indagar con amor por qué se siente así, respetarle y darle su espacio. Solo acompañando a nuestra pareja con el corazón podremos ayudarle realmente a que acepte su dolor.

Pero a pesar de todo el apoyo que le pueda brindar su pareja, quien sufre la pérdida tiene el papel primordial en el proceso de superación. Debe ser consciente de su actitud (si se está cerrando excesivamente, si se muestra fría con las personas de su entorno...) y tratar de ser comprensivo consigo mismo. Debe observar lo que le está pasando y tratar de entenderlo sin enfadarse consigo mismo o con su pareja pues esto solo favorece el alejamiento entre ambos y dificulta la superación de la pérdida.

Por otro lado quien sufre una pérdida debe aceptar la vida sabiendo que hay momentos en los que debemos conectar con el dolor y la tristeza. No hacerlo nos lleva a desconectar con nosotros mismos, a congelar nuestros sentimientos para no sentir dolor pero tampoco amor.

¡Coméntalo!