Horóscopo de Hoy

Rituales para combatir el mal de ojo

Atraer la suerte 22/07/2015

El mal de ojo voluntario, es decir, aquel que ha sido provocado intencionadamente requiere de una rápida actuación. Son muchos los rituales protectores con los que lograremos defendernos de él y ahuyentarlo por completo.

Se trata de elegir el que mejor se adapte a nuestra situación particular y de mantener siempre una actitud mental positiva. Es importante que no realicemos ningún ritual protector bajo emociones negativas como el enfado, la rabia o la ira ya que estos impulsos destructivos hacen presa de sus emociones a la persona en cuestión.

Debemos estar firmemente convencidos de que conseguiremos ahuyentar el mal de ojo y cuando lo hayamos hecho es importante que demos gracias y que de acuerdo a la ley de correspondencia, ayudemos a quien nuestro corazón y nuestra conciencia nos dicten.

Estos son algunos ejemplos de las muchas formas que existen de atajar el mal de ojo:

RITUAL PARA LIMPIAR Y PROTEGER LA CASA
La limpieza energética nos será de utilidad para que nuestra casa esté limpia de energías negativas y por ello es recomendable hacerla una vez a la semana y siempre que recibamos alguna visita negativa.
Todo cuanto debemos hacer es barrer y fregar el suelo. A la hora de barrer es muy importante que empecemos desde la habitación más lejana de la puerta de la calle y que lo hagamos visualizando que estamos eliminando todo tipo de malas vibraciones. Al terminar de barrer cada habitación no recogeremos la suciedad, sino que la amontonaremos, después juntaremos todos los montones y con ayuda de un recogedor la tiraremos a una bolsa negra de plástico diciendo lo siguiente: "Estas son las impurezas de mi hogar que ahora se alejan para siempre de él".
Por último tiraremos la bolsa a un contenedor. A continuación realizaremos el fregado. Para ello echaremos por cada litro de agua medio kilo de sal marina. Fregaremos el suelo del mismo modo, empezando por la habitación más alejada de la puerta de la casa y avanzando hacia ésta. Cuando hayamos terminado con todas las habitaciones, tiraremos el agua al inodoro.

Campanillas

CAMPANILLAS AVISADORAS
Podemos recurrir al uso de sonidos para ahuyentar el mal de ojo.
Las campanillas que clásicamente cuelgan junto a las puertas de las casa o establecimientos para avisar de la llegada de alguien pueden servir como rompedoras de negatividad. Para ello basta con consagrarlas. Lo único que necesitaremos será aceite de unción y un par de velas blancas.
Lo que haremos será relajarnos y untar con nuestros dedos índice y pulgar de la mano derecha cada uno de los tubos metálicos de la campanilla mientras decimos: "Con este aceite unto y protejo la campanilla. Con este aceite le otorgo el poder del bien. Con este aceite le entrego mi positividad y armonía. Después encenderemos las velas, que previamente habremos colocado una a cada lado de las campanillas y diremos: "Que el fuego que consume estas velas consuma todo lo negativo y rompa con todo dolor o rabia. Que el fuego proteja a mis campanillas para que emitan positividad cada vez que suenen"
Por último dejaremos que las velas terminen de arder.

RITUAL DE PROTECCIÓN CON SAL
Podemos realizarlo en nuestra casa, lugar de trabajo o cualquier otro lugar.
Para realizarlo necesitaremos sal marina y lo que haremos será o rodear con ella una fotografía nuestra o de la persona a la que queremos proteger, depositarla en un plato bajo la cama en la que durmamos (o duerma la persona en cuestión), trazaremos un camino de sal que rodee nuestra casa o colocaremos debajo del felpudo la sal en forma de círculo. Sea cual sea la opción que elijamos, diremos a continuación: "Esta es la sal, esta es la vida. Con este elemento poderoso y mágico me protegeré (o el nombre de la persona a la que queramos proteger) para que el mal no me / le alcance" Y por último dejaremos que la sal actúe durante siete días.

¡Coméntalo!