Horóscopo de Hoy

Placeres que no cuestan nada

Cuando buscamos equilibrar nuestro cuerpo y mente son muchas las terapias alternativas, prácticas deportivas y técnicas de todo tipo que acuden a nuestra mente. Algunas de ellas las descartamos por falta de tiempo, otras porque no nos convencen y otras porque económicamente no están a nuestro alcance. Sin embargo, lo que no sabemos es que existen placeres que, sin costarnos absolutamente nada, tienen un efecto tan positivo sobre nuestro bienestar como lo haría la terapia más puntera desarrollada en salud.

- Dormir la siesta
Dormir la siesta atiende en muchas ocasiones a una petición natural de nuestro cerebro, que muchas veces y tras la comida, experimenta una sensación de sueño. La siesta nos proporciona descanso físico y por ello es un gran aliado de la mente y de nuestras emociones. Los expertos señalan que es importante que no sea superior a los 20 minutos de duración y destacan entre sus beneficios la mejora de la alerta a nivel cognitivo, el descanso a nivel físico y el favorecimiento de un buen tono anímico por su efecto relajante. Además, hay quien afirma que mejora el rendimiento a nivel laboral.

- Pasear por el parque
Pasear por el parque es una actividad cotidiana que nos permite desconectar. Si la realizamos en un descanso de nuestra jornada laboral nos permitirá afrontar el resto del día con un mayor equilibrio emocional y una actitud más relajada para enfrentarnos a los problemas.
Los expertos señalan que la clave del bienestar que experimentamos al pasear por un parque está en el hecho de que se realice al aire libre, porque permite que recuperemos el contacto con la naturaleza y que podamos llevar a cabo un intercambio energético. Además, nos pone en contacto con la energía positiva que desprenden los árboles y con nuestros orígenes al ponernos en contacto con la energía telúrica (a través de la tierra) y con la energía cósmica (a través del cosmos)
No podemos olvidar, además, que caminar nos permite practicar ejercicio y que si además lo hacemos bajo los rayos del sol, estaremos acumulando vitamina D.

Un abrazo entre amigas

- Dar y recibir abrazos
Es una de las formas de comunicación sensorial más poderosas que existen. Abandonarse en los brazos de otra persona, sentir sus latidos y compartir a través del tacto las emociones mutuas resulta enormemente gratificante.

- Hablar y escuchar
El ser humano es un ser social y por lo tanto está asociado a la comunicación. Pero para que hablar y escuchar resulte gratificante, es importante saber escuchar, no solo oír, ya que son conceptos distintos. Es necesaria una escucha activa por parte del emisor y del receptor. Otro componente clave de la comunicación es la comunicación no verbal, o también llamada gestual. La forma en que movemos nuestras manos, cruzamos los brazos, colocamos las piernas o guardamos silencio proporciona tanta información a nuestro interlocutor como cada una de las palabras que pronunciamos.

- Bailar
Dejarse llevar por la música a través de la danza o el baile produce un placer inmediato de liberación. La danza posee efectos muy interesantes a nivel emocional puesto que permite la expresión de sentimientos atrapados en el inconsciente. Por otro lado, es una forma de practicar ejercicio, por lo que mejora el funcionamiento de nuestro corazón, nuestro sistema vegetativo, nos permite ganar en flexibilidad y contribuye a que tengamos un buen estado de forma. Además, bailar acompañados de nuestra pareja se puede convertir en una actividad que nos permita estrechar los lazos que nos unen mutuamente, al hacer que tengamos que sincronizar nuestros movimientos siguiendo un mismo ritmo.

¡Coméntalo!