Horóscopo de Hoy

Las lágrimas de San Lorenzo

Las "Lágrimas de San Lorenzo" o lluvia de Perseidas, son la lluvia de estrellas fugaces que cada verano tiene lugar en el mes de agosto. Recibe ambos nombres por su cercanía a la constelación de Perseo por un lado, y porque se produce en torno al día 10 de agosto, fecha en la que se celebra la festividad de San Lorenzo al conmemorarse el martirio de este santo.

Cada lluvia de estrellas está asociada a un cometa. En el caso de las Lágrimas de San Lorenzo, se produce porque la Tierra cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle, que está llena de pequeñas partículas (por lo general menores que granos de arena) que han sido liberadas por el cometa con anterioridad. Estas partículas, al entrar en contacto con la atmósfera terrestre, se transforman en pequeñas bolas de fuego y posteriormente se desintegran a unos 100 kilómetros de altura, cruzando el cielo a una velocidad de entre 56 y 72 kilómetros por segundo y dando lugar a los meteoros.

La lluvia de Perseidas suele tener su máxima actividad entre el 12 y el 13 de agosto, aunque el fenómeno es apreciable con menor intensidad desde la segunda mitad de julio hasta finales de agosto. Este año se esperan picos de actividad los días 11, 12 y 13 de agosto, aunque será la noche del 12 al 13 de agosto la más indicada para su observación. Algo que se deberá en parte a que puesto que la Luna nueva tendrá lugar el 14 de agosto, se espera que la noche del 12 al 13 el cielo esté sin Luna la mayor parte del tiempo, de modo que su brillo no perjudicará la observación de la lluvia de estrellas. Se calcula que podrían llegar a verse hasta cien estrellas fugaces por hora.

Estrella fugaz

Saber cuándo será el momento del día más idóneo para la observación de las Lágrimas de San Lorenzo es complicado. Algunos expertos afirman que se verán más Perseidas al principio de la noche, mientras que otros consideran que será al final. De cualquier forma, el máximo de la lluvia de estrellas suele durar varias horas, por lo que está garantizado que se vean Perseidas toda la noche del 12 al 13 de agosto, así como en noches anteriores y posteriores.

Aunque podemos observar las Perseidas desde cualquier punto del firmamento, se recomienda mirar hacia el Norte o hacia el Este, dirección en la que encontramos la constelación de Perseo, desde la que da la impresión de la que salen las estrellas. Esta constelación resulta fácil de identificar, pues parece que forma la imagen de un hombre, con el cuerpo triangular, las dos piernas dobladas como si estuviese saltando y la mano izquierda levantada.

Por último, destacar algunos consejos para disfrutar de la lluvia de Perseidas:
- Alejarnos de los grandes núcleos urbanos, para que sus contaminación lumínica no nos dificulte la observación. Un lugar perfecto sería el campo.

- No es recomendable el uso de prismáticos o telescopio, pues las estrellas fugaces pasan a gran velocidad y con este tipo de utensilios contemplamos solo una porción muy reducida del cielo. Lo mejor es contemplarlo a simple vista.

- Llevar ropa de abrigo, pues las temperaturas suelen bajar por la noche, así como una manta o una esterilla para poder tumbarnos en el suelo y observar el cielo cómodamente.

- Llevar comida y bebida para hacer más agradable nuestra observación.

- Pedir un deseo en silencio al ver pasar una estrella fugaz. Aunque no está demostrado que se cumpla, sin duda es una tradición muy popular.

¡Coméntalo!