Horóscopo de Hoy

Percepción extrasensorial

Existen teorías que afirman que la parte inconsciente de la mente de todo ser humano tiene un gran potencial. Consideran que en ella se encuentra toda la información que la mente consciente no permite que el individuo sepa y cuya existencia nos negamos a admitir.

Esa información no llegamos a ella a través de los sentidos convencionales (vista, gusto, oído, olfato y tacto) sino que llega por medios diferentes y por ello la capacidad para distinguirla se conoce como percepción extrasensorial o PES. Todos disponemos de ella, pero requiere una mentalidad abierta, mucho trabajo y constancia para aprender a descifrar la valiosa información que nos brinda sobre nuestro pasado y futuro. Desarrollar nuestra percepción extrasensorial está al alcance de todos nosotros.

Los sueños precognitivos
Aunque no siempre seamos capaces de recordarlos, soñamos todos los días. Estos sueños pueden contener información sobre nuestro futuro, y cuando es así se les llama sueños precognitivos. Existen métodos para llevar ese conocimiento hacia la conciencia.
Lo primero que hay que hacer es aprender a recordar cada día qué hemos soñado. Necesitamos convencernos firmemente antes de quedarnos dormidos que a la mañana siguiente seremos capaces de recordarlo y cuando nos despertemos, nos quedaremos unos instantes tumbados en la cama con los ojos cerrados tratando de recordarlo. Justo después anotaremos en nuestro cuaderno de sueños todo lo que recordemos acompañado de la fecha. No siempre es fácil recordar, pero conviene ser constante y continuar intentándolo. Cuantos más detalles seamos capaces de recordar más fácil nos será comprobar a posteriori si los acontecimientos soñados han sucedido de forma real. No se trata de pensar que todos nuestros sueños son clarividentes, sino evaluarlos con sentido común. Además, hay que aceptar que existe la posibilidad de que nuestra mente distorsione la información contenida en nuestros sueños.
Puede suceder también que aquello que soñamos tenga su repercusión pasadas unas semanas, por eso es bueno que al finalizar el mes echemos un vistazo a nuestras anotaciones.
En cualquier caso no hay que sacar las cosas de quicio ni pensar que todo aquello con lo que soñemos (especialmente las cosas más negativas) van a suceder exactamente igual que las soñamos. Si estamos preocupados por una persona, puede pasar que soñamos que fallece pero ni mucho menos eso quiere decir que vaya a hacerlo.

Premoniciones, presentimientos o intuiciones
Todos hemos tenido premoniciones, presentimientos o intuiciones que parecían advertirnos de algo que iba a suceder, con frecuencia de consecuencias negativas. Las premoniciones y los presentimientos se consideran un caso particular de percepción extrasensorial y existen formas de potenciarlas y predecir el futuro.
Podemos empezar escribiendo todos los días a la misma hora nuestras predicciones para ese día sin pensar de forma consciente en lo que realmente creemos que puede ocurrir sino simplemente escribiendo lo que nos venga a la cabeza (puede ser una frase, párrafo, o una sola palabra… todo es válido) No debemos tratar de elaborar de forma consciente esa información (ya que podríamos distorsionarla). Se trata sólo de anotar aquello que nos venga a la mente. Lo siguiente que haremos será, una vez transcurrido el día, comprobar los acontecimientos reales con las predicciones que habíamos hecho. No debemos forzar el significado de ninguna predicción que hubiésemos hecho para que encaje con algo que ha sucedido. Algunas de nuestras predicciones no lo serán, mientras que otras sí. Se trata de desarrollar nuestras capacidades predictivas.
Otro ejercicio sería anotar en una hoja de papel los números del uno al veinte acompañados de veinte predicciones para el próximo mes. Deberemos anotar instantáneamente aquello que nos venga a la cabeza, sin buscar predicciones que tengan más o menos sentido. es interesante de hecho, que para distraer nuestra atención consciente mientras realizamos este ejercicio hagamos otra cosa como por ejemplo ver la tele. Debemos evitar a toda costa las suposiciones conscientes basadas en conocimientos actuales. Con el tiempo las predicciones válidas que hicimos se mostrarán por sí mismas.

¡Coméntalo!