Horóscopo de Hoy

El Shiatsu

El Shiatsu es una medicina alternativa oriental que utiliza la presión ejercida en determinadas partes del cuerpo para sanar enfermedades. Pero el Shiatsu puede considerarse como algo más que el tratamiento de enfermedades concretas: es espiritualidad, filosofía, bienestar físico… un estilo de vida, en definitiva.

El Shiatsu parte de la idea de que la armonía y el equilibrio de la energía vital de los seres humanos, son necesarios para tener un buen estado de salud y cuando aparece una enfermedad, se debe al desequilibrio de esta energía. Considera que este desequilibrio puede corregirse y para ello el Shiatsu utiliza la presión manual.

La filosofía oriental considera al individuo una concentración de energía (chi o ki) que se manifiesta como la alternancia de dos movimientos opuestos y complementarios (ying/yang)

Esa energía vital tiene su centro en el Hara. Éste se localiza en el abdomen, su centro se denomina tanden y se encuentra dos dedos por debajo del ombligo. En este punto se reúnen todas las energías y en él surge el movimiento o la respiración. Es el centro vital más importante de nuestro cuerpo, fuente de la vida y origen del Chi. De ahí que sea tan importante mantener un buen Hara para tener una buena salud.

Los canales que transportan el chi o energía vital a través del cuerpo se llaman meridianos y se encuentran relacionados entre sí estrechamente así como con los órganos vitales y sus funciones. En el cuerpo se hallan doce meridianos principales (seis meridianos yin y seis meridianos yang). Cada uno corresponde a un órgano fundamental (pulmones, hígado, corazón). Además existen ocho meridianos suplementarios, dos de los cuales (vaso regidor y vaso de la concepción) son tan importantes como los principales, puesto que tocan órganos que no son recorridos por los primeros doce. Existen además muchísimos meridianos menores, más finos, que completan el retículo.

A lo largo de los meridianos del cuerpo se localizan los tsubos. Los tsubos son puntos cutáneos a lo largo de los cuales pasan los meridianos energéticos y que están conectados con los órganos internos, aunque a menudo se encuentran bastante lejos de los órganos que representan.

El Shiatsu se encarga de localizar los tsubos, reconocer su estado e intervenir en ellos a través de la presión con las palmas de las manos o de los dedos, y en algunos casos de los codos, las rodillas o pies. Esa presión le permite no sólo modificar el estado del paciente, sino también percibir la presencia o ausencia de energía en un punto concreto del cuerpo.

El maestro de Shiatsu puede encontrarse con un desequilibrio importante de energía que esté produciendo una enfermedad y en ese caso llevará a cabo acciones específicas para abordarlo. Pero también existen ejercicios más sencillos al alcance de cualquiera pensados para por ejemplo, devolver el equilibrio a nuestro cuerpo después de una jornada de tensión.

- Autoshiatsu en el abdomen: Tumbados boca arriba lo que haremos será aplicar presiones medias en la zona abdominal para tonificar o relajar los músculos y el centro de la energía vital.
- Autoshiatsu en la cara: Nos permitirá recuperar el equilibrio de la energía así como eliminar dolores de cabeza o dentales. El ejercicio consiste en juntar los cuatro dedos de las manos (excluyendo el dedo pulgar) y apoyar las yemas de los cuatro dedos en los párpados superiores aplicando dos o tres presiones suaves de unos dos o tres segundos de duración cada una.
A continuación realizaremos el mismo tipo de presiones en la parte inferior de los ojos y en las sienes. Por último, colocaremos las palmas de la mano en la frente ejerciendo ligeras presiones.
- Autoshiatsu en el cuello: Nos permitirá eliminar la tensión que provoca la artrosis cervical así como la rigidez de hombros y el dolor de cabeza. También nos ayudará a estimular la tiroides y prevenir problemas de garganta.
Lo que haremos será colocar la palma de la mano derecha en la parte delantera del cuello y aplicaremos presiones delicadas con el pulgar y con las yemas de los otros dedos en los lados del cuello. Cuando hayamos terminado repetiremos el ejercicio con la mano izquierda. Al terminar podemos trabajar si lo deseamos, la parte posterior del cuello. Bastará con presionar con dos o tres dedos las franjas situadas a los lados de la columna vertebral.
- Autoshiatsu en las extremidades: Nos será muy beneficioso cuando sintamos pesadez en las piernas. Es importante que lo acompañemos siempre de una respiración regular. Lo que haremos será sentarnos con las piernas dobladas bajo las nalgas, presionando con los pulgares varios puntos de las plantas de los pies.

¡Coméntalo!