Horóscopo de Hoy

El péndulo como método de adivinación

El péndulo es una técnica de adivinación que utiliza la radiestesia. Ésta es una pseudociencia que afirma que todas las personas, animales y objetos emiten una serie de radiaciones magnéticas o estímulos eléctricos, los cuales, pueden ser percibidos. Para ello ha utilizado históricamente diferentes objetos, desde las sencillas varillas de avellano empleadas en China en el año 2000 a. C para buscar aguas subterráneas o yacimientos minerales, hasta la horquetas y los péndulos que se usan hoy en día y que de alguna forma, son la versión moderna de estas varillas de madera.

El péndulo es un objeto que cuelga de un cordón o cadena y que puede estar hecho casi de cualquier cosa. Los hay con piedras preciosas y cadenas de oro, pero también hechos con una cuerda y un botón. Y todos son igual de eficaces. De ahí que resulten un método adivinatorio al alcance de cualquiera para saber qué le ocurrirá en el futuro.


Cómo fabricarlo   Aprender a usarlo   Formular preguntas   Limpieza del péndulo

péndulo adivinatorio


CÓMO FABRICARLO

Para fabricarlo podemos elegir tanto piedras y minerales- en ese caso podemos buscar la más idónea según nuestro signo del zodiaco, como un pequeño objeto de madera, plástico, metal… El material y la forma que tenga son indiferentes, aunque no es recomendable que sea demasiado pesado. Lo importante es que el objeto que elijamos esté sujeto a un material flexible y resistente (por ejemplo hilo de pescar, un cordón, una cadena o una cuerda) que mida entre 30 y 50 centímetros. Ha de ser un material que permita que el péndulo se mueva libremente sin que se rompa, ya que no es bueno tener que cambiarlo constantemente.

Una vez ya hemos elegido el objeto que queremos que forme nuestro péndulo - por ejemplo, un anillo sujeto a una cadena - necesitamos que se cargue de nuestra energía personal y entre en sintonía con nosotros. Para ello hay que llevarlo, bien colgado del cuello o simplemente guardado en el bolsillo, durante varios días.


APRENDER A USARLO

Cuando el péndulo ya esté cargado de nuestras vibraciones podemos empezar a usarlo. Aunque antes hay que tener en cuenta que solo nos responderá sí o no, por lo que debemos pensar bien qué preguntas le haremos. Cuando ya las tengamos pensadas, empezaremos.

Buscaremos una habitación tranquila, en la que preferiblemente no haya ningún objeto electrónico como una televisión o un ordenador y nos sentaremos en una mesa de madera (nunca de metal). Es muy importante que lo hagamos sin cruzar ni brazos ni piernas. Los codos, los apoyaremos en la mesa.
Debemos estar relajados y en calma para no interferir con nuestras emociones en en el trabajo del péndulo. Lo siguiente que haremos será coger el péndulo por la mitad de la cadena con los dedos índice y pulgar de la mano derecha y manteniendo el puño cerrado.
Nos concentraremos en el péndulo y empezaremos por preguntarle si está ahí. Después podemos hacerle una pregunta cuya respuesta conozcamos perfectamente, como por ejemplo si nos llamamos de una forma o si somos un hombre o mujer. Se trata de que sepamos qué movimiento corresponde al “sí” y qué movimiento al “no”. Lo más habitual es que cuando gire en sentido contrario a las agujas del reloj esté diciendo “sí”, mientras que cuando lo haga en el sentido de éstas o con movimientos rectos, esté diciendo “no”. Pero esto puede cambiar para cada péndulo, por eso es importante que desde el principio sepamos qué quiere decir con cada movimiento.


FORMULAR PREGUNTAS

Las primeras veces que lo usemos es mejor que le preguntemos por un único tema que no tenga carga emocional alguna. Siempre que le hagamos preguntas tenemos que hacerlo de forma clara y concreta. Por eso no es conveniente preguntas del tipo “¿Podría ir de viaje?”. En su lugar deberíamos preguntarle “¿Iré de viaje?” Tampoco es bueno hacer preguntas en negativo. (Ejemplo: ¿No voy a casarme?)

Cuando ya tengamos práctica podemos utilizarlo para tareas cotidianas como encontrar algo que hayamos perdido recorriendo con él nuestra casa, saber si esa planta que se está marchitando está colocada en el lugar adecuado, o si ese alimento que parece que no nos sienta demasiado bien realmente lo hace. Por supuesto el péndulo también sirve para preguntar sobre amor. Si se trata de una pregunta sobre alguien especial podemos ayudar al péndulo colocando en la mesa una foto nuestra y otra de esa persona en las que hayamos escrito por detrás el nombre y la fecha de nacimiento de cada uno. Ambas las sujetaremos con la mano izquierda.


LIMPIEZA DEL PÉNDULO

Después de cada consulta que hagamos al péndulo es bueno que lo descarguemos de energía. Para ello solo tenemos que sumergirlo en agua y dejarlo reposar a oscuras durante un par de horas como mínimo.

¡Coméntalo!