Horóscopo de Hoy

El amor se acaba… el zodíaco lo sabe


Paulo Coelho escribió: “No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas”. El amor es una de las acciones más características del hombre. Sentimos esa pasión que recorre nuestro cuerpo y nos impulsa a pasar horas y horas al lado de una persona que puede ser una auténtica desconocida. Emprendemos nuestro camino, lo unimos con alguien y esperemos que dure para siempre. En algunas ocasiones, está fuerza inicial se va deteriorando con el tiempo y termina con ese sentimiento de forma paulatina. Cada signo del zodíaco tiene una forma distinta de manifestar sus emociones. Algunos hablan abiertamente de ruptura, mientras que otros se esconden e intentan entender sus sentimientos. La astrología nos enseña las primeras señales de qué el amor está perdiendo fuerza.



ARIES
Las personas que están cerca de cualquier Aries saben perfectamente cómo son. Personas con las ideas muy claras, siempre dispuestas a ofrecer ayuda a los suyos. No se detienen frente a nada ni nadie. Hay una cualidad que les caracteriza y hace que sean personas realmente extraordinarias. Para lo bueno y lo malo son directos. No pueden esconder nada, tienen que decir en todo momento cómo se sienten. No se andará por las ramas, hablará desde el primer día en que sienta que su amor ya no es cómo antes. Es una garantía de éxito porque al detectar los problemas los puede solucionar. Luchará por su relación con uñas y dientes.



TAURO
Tauro es muy cobarde cuando tiene que demostrar sus sentimientos. Amar le cuesta lo suyo, porque vive siempre escondido detrás de esa barrera de timidez. Cuando tenga que acabar con una relación, no tendrá el valor suficiente para hacerlo. Si siente que el amor está llegando a su fin, cambiará por completo su carácter. Intentando que sea la otra persona la que tome la decisión. Las señales son claras, huirá de sus obligaciones y se comportará como un adolescente, siempre enfadado y con ganas de discutir. Cuando ello ocurre, se vuelve insoportable y suele dejar un mal sabor de boca a sus ex parejas.



GÉMINIS
El signo de Géminis es uno de los más comunicativos que existen. En temas de amor es toda una ventaja significativa. Cuando empiece a ver que su relación entra en caída libre, preferirá sentarse con su pareja a hablar directamente. Le hará ver todo lo malo que tienen, aquellos puntos que les alejan. Si son elementos que pueden corregirse, se hará. Pero si por el contrario se trata de actos o características que no tienen solución, llegarán a una ruptura pacifica. No habrá ningún trauma, mala palabra o rencor, Géminis gestiona perfectamente sus emociones y hace que la otra persona se sienta igual de cómoda en una decisión tan delicada.

mujer joven triste



CÁNCER
Cáncer es una persona que siempre lo da todo por amor. Cuando se enamora no puede evitar estar más pendiente de su pareja que de sí mismo. Es capaz de grandes sacrificios, de entregarse por completo a su nueva vida, hasta que todo empieza a cambiar. En el momento en que sus sentimientos no son correspondidos o siente que no se le valora lo suficiente sacará sus armas. Será una persona distinta, muy pasiva, nunca tendrá ganas de nada y pasará por completo de sus obligaciones. Lo único que querrá hacer será quedarse en casa de mal humor, apiadándose de su mala suerte.



LEO
Leo saca el fuego que lleva dentro en medio de su relación de pareja. Es una persona muy pasional que no duda en demostrar abiertamente sus sentimientos. Amante de grandes gestos, su pareja ocupa un lugar especial en su corazón. Cuando de repente sienta que la llama de su amor se empieza a apagar se mostrará agresivo. Las peleas estarán servidas porque no podrá evitar mostrar su mal genio. Puede discutir por cualquier cosa, desde una simple tontería como la cantidad de azúcar en el café, hasta inventarse una mirada con el vecino. Todo es poco cuando se trata del rey del zodiaco. En esos casos será mejor dejar atrás la relación y empezar de 0.



VIRGO
El signo de Virgo es uno de los más racionales que existe. Los temas del corazón no le preocupan especialmente, al contrario, huye de ellos. Es un tanto egocéntrico, así que, simplemente se centrará en sus cosas. Cuando llegue el momento de tratar un tema que no le interese, como por ejemplo, la falta de vida en pareja, simplemente lo evitará. Sus parejas terminan cansándose de esa actitud pasiva, prefieren enfrentarse directamente al final que seguir con alguien al que no le importa nada lo que pase. Los problemas nunca se solucionan solos, sino hay una acción previa.



LIBRA
Libra es uno de los signos más equilibrados que existe. En su vida, busca siempre estar bien con su pareja y entorno. Puede intentar convencerse a sí mismo de que se trata solo de una mala racha. Dándose argumentos para que se lo crea, aunque en realidad va mucho más allá. La comunicación es la base de su relación, de esta forma tendrá la suficiente fuerza para intentar cambiar el rumbo del desenlace. Pondrán en una balanza todas las cosas buenas y malas, la parte que gané será la encargada de determinar el final de la relación. Con Libra se puede reconducir la situación, aunque no siempre será posible.



ESCORPIO
El más sensual del zodiaco Escorpio, como todo signo de agua se verá sobrepasado por todas las emociones que sujan de su corazón. Sentir que no se le valora o notar a su pareja distante es una de las peores cosas que le pueden pasar. El amor para él es un elemento fundamental, lo necesita en su vida para poder desarrollar todo su potencial. En su pareja tiene ese punto de apoyo que le permite coger fuerzas para enfrentarse a las situaciones diarias. Un día cualquiera explotará, no aguantará más y dirá todo lo que piensa. Entonces todo habrá acabado, Escorpio nunca da marcha atrás.



SAGITARIO
Sagitario es un signo de fuego que jamás esconde lo que siente. Cuando algo va mal se le nota hasta en la cara. Es totalmente transparente. El amor es algo que le preocupa especialmente y siempre está dispuesto a intentar darlo todo para que sobreviva. Cuando siente que algo no va bien, entiende de inmediato que hay que actuar. Lo hará de forma imprevista, un día quedará con su pareja para hablar cara a cara. Entonces le explicará de forma pausada y tranquila todo lo que ocurre. Lo tendrá preparado de casa y resultará muy convincente. No quiere romper la relación, tiene un plan para conseguir reconducirla.



CAPRICORNIO
Los nacidos bajo la influencia de Capricornio son grandes expertos en la manipulación. Pueden lograr que sus parejas bailen al son de su música. Suele empezar a ir mal todo cuando se escapa de su control. No soporta no tener todo organizado y este suele ser el principal motivo de sus rupturas. Tener a un Capricornio con ganas de entender mejor a la otra persona es todo un privilegio que cuesta de ver materializado. Si ve que no es lo que pensaba seguirá una estrategia un tanto cruel. Hará sentir culpable a su pareja y la culpará de todo lo malo que ha sucedido en su vida.



ACUARIO
Sentir que el amor está empezando a perder fuerza puede ser angustioso si se tiene como pareja a un Acuario. El caos y el descontrol pueden llegar para quedarse. Parecerá una persona con trastorno de la personalidad, dirá una cosa para después hacer otra. No puede evitar sentirse engañado y traicionado por sus propios sentimientos. No hará nada para cambiar la situación, dejará que la situación se termine sola. El amor acabará siendo insuficiente y su pareja se irá alejando de su lado. No son rupturas traumáticas, pero no deja demasiado buen recuerdo. Si fuera más directo ganaría muchos puntos y menos enemigos.



PISCIS
Es difícil que Piscis se decida a dejar una relación de pareja. En especial porque en su mundo de fantasía todo es perfecto. Nunca ve la realidad tal como es, prefiere esconderla para que sea de la forma que le gustaría. En el momento que se dé cuenta de que algo no va bien, no podrá evitar decirlo. Antes de que sufra más de la cuenta, preferirá decir adiós. Puede parecer cobarde pero a lo largo de su vida, ha visto como le han roto el corazón en muchas ocasiones y ha aprendido a dar el primer paso, antes que esto suceda.

¡Coméntalo!