Horóscopo de Hoy

Constelación de Libra

Libra es la única constelación del zodiaco que representa un objeto inanimado, que en este caso se trata de una balanza.

Antiguamente se creía que las estrellas de Libra formaban parte de las pinzas de la constelación de Escorpio, al limitar con ella. Fueron los romanos quienes pasaron a considerarla una constelación más.

La constelación de Libra limita con Virgo, Serpens Caput, Ophiuchus, Escorpio, Lupus e Hydra.












Estrellas principales:
- Zuben el Genubi: es la estrella más luminosa de la constelación de Libra. Se trata de una estrella doble de magnitud 2,8. Su nombre, de origen árabe, significa "pinza del sur" como consecuencia de la antigua creencia de que las estrellas de Libra formaban parte de la constelación de Escorpio.
- Zuben el Chamali: esta estrella tiene una luminosidad de 2,6. Su nombre, también de origen árabe, se traduce como "pinza del norte". Su color es verde esmeralda, algo poco frecuente entre las estrellas.

Otros datos de interés sobre la constelación de Libra:
- Astrónomo que la descubrió: Claudio Ptolomeo.
- Posición en la bóveda celeste: Hemisferio Sur (Zodiacal).
- Superficie del cielo que ocupa: 538 grados cuadrados.
- Número de orden según su tamaño: 29.
- Latitud desde la que es visible: Hemisferio Sur y hasta los 60º del Hemisferio Norte.

Mitología
En Mesopotamia las estrellas que forman parte de la constelación de Libra se conocían con el nombre de "Balanza del cielo". En aquella época, hace unos dos o incluso tres mil años, el Sol se situaba en Libra en uno de los dos equinoccios que tenían lugar a lo largo del año.

Otras culturas como la romana bautizaron a esta constelación como "Libra" en honor a su emperador Julio César, a quien consideraban fuente de justicia.

La mitología griega vincula en cambio la constelación de Libra con la diosa Themis, diosa de la justicia y el buen consejo, y encarnación del orden divino y las leyes. Fue una de las diosas que estuvieron tras el Oráculo de Delfos, puesto que podía prever el futuro.

¡Coméntalo!