Horóscopo de Hoy

Constelación de Acuario

La constelación de Acuario, undécima del zodiaco, no resulta fácil de distinguir en el cielo.

El motivo está en que sus modestas estrellas no superan la magnitud tres. Antiguamente se describía como una figura humana que vertía agua de una jarra al Río de Acuario, que corre por debajo de la constelación de Acuario y se dirige hacia la estrella de Fomalhaut, en la constelación de Piscis Austral.

La constelación de Acuario limita con las constelaciones de Capricornio, Águila, Delfín, Caballo Menor, Pegaso, Piscis, Cetus, Sculptor y Piscis Austral.

Estrellas principales:
- Sadalmelik: estrella de color amarillo y magnitud 3,0. Señala el hombro de la figura humana que vemos en la constelación de Acuario. Su nombre significa en árabe "estrellas afortunadas del rey"
- Sadalsuud: se trata de una estrella de color amarillo y magnitud 2,9. Determina el hombro izquierdo de la figura humana. Este nombre se traduce en árabe como "afortunado de los afortunados"
- Nebulosa NGC 7293: también llamada "Nebulosa Hélix" o "Nebulosa helicoidal", es una nube redondeada y brillante de gases que se encuentra al sureste de la constelación de Acuario.

Otros datos de interés sobre la constelación de Acuario:
- Astrónomo que la descubrió: Claudio Ptolomeo.
- Posición en la bóveda celeste: Ecuatorial (Zodiacal).
- Superficie del cielo que ocupa: 980 grados cuadrados.
- Número de orden según su tamaño: 10.
- Latitud desde la que es visible: Hemisferio Sur y hasta los 65º del Hemisferio Norte.

Mitología
En la antigua Mesopotamia esta constelación representaba al dios Ea, el Gran Dios, cuyo nombre significa "Fuente de agua". Se trataba de la fuente del conocimiento y la sabiduría, pero, sobre todo, de la fuente del agua fresca que proporciona la vida. Se le representa con corrientes de agua que brotan de sus hombros o de las jarras que sostiene.

La mitología griega en cambio nos habla del mito de Ganímedes. Cuenta que éste era un joven griego muy apuesto que estando en el monte Ida fue visto por el dios Zeus. Éste se enamoró de inmediato de él y envió a un águila para que lo raptara y lo llevara hasta el Olimpo. Allí lo convirtió en copero de los dioses, es decir, en el encargado de servirles néctar para que bebieran. Esto enfureció inmensamente a Hera, esposa de Zeus, y cuando Zeus se enteró a su vez de esto decidió otorgar a Ganímedes un hueco en las estrellas convirtiéndolo en la constelación de Acuario.

¡Coméntalo!