Horóscopo de Hoy

Cómo funciona nuestro cerebro

El funcionamiento del cerebro siempre ha suscitado un gran interés para el ser humano. Son muchos los científicos, médicos y toda clase de expertos que lo han estudiado a lo largo de la historia y hoy en día siguen haciéndolo. Los estudios más recientes nos han permitido desterrar falsos mitos que existían en torno a su funcionamiento así como confirmar otros.

Fue el psicólogo William James quien afirmó que solo usamos el 10% de nuestro cerebro y después serían Dale Carnegie, Albert Einstein o Margaret Mead quienes apoyaron su idea pero hoy sabemos que utilizamos todo nuestro cerebro. El cerebro está interconectado y para casi cualquier actividad, por sencilla que sea, se necesita la acción coordinada de diferentes áreas.

Durante muchos años se ha creído que en el hemisferio derecho residía la creatividad y en el izquierdo la racionalidad. Pero esta idea ha perdido fuerza ya que se sabe que aunque los dos hemisferios cumplen funciones distintas no actúan de forma independiente, y por ejemplo, en el caso de la creatividad, es necesario para que se active tanto uno como otro.

Respecto a si a veces pensamos con el "corazón" y otras con la cabeza también hay cuestiones que aclarar. Se decide con la cabeza, pero ésta cuenta siempre con la ayuda del "corazón" o de las emociones. Existen expertos neurólogos que sostienen que las emociones no sustituyen al razonamiento sino que aumentan su eficacia haciéndolo más rápido. Las emociones parecen existir para ayudarnos a hacer o dejar de hacer algo y nos indican el camino hacia aquello que es mejor para nuestra supervivencia, bienestar y comportamiento en sociedad.

Cerebro

Respecto a la intuición, siempre ha estado extendida la idea de que las mujeres son más intuitivas que los hombres, sin embargo las diferencias entre la intuición masculina y la femenina son menores de lo que se cree. La diferencia entre la intuición masculina y la femenina está en que los hombres suelen basar sus juicios intuitivos solo en una razón, buena o mala, mientras que las mujeres son sensibles a múltiples razones.

Se solía pensar que nacíamos con un número limitado de neuronas, pero estudios recientes señalan que aunque nacemos con alrededor de 100.000 millones de neuronas de tamaños diferentes (la mayor parte de las que llegaremos a tener) a lo largo de toda nuestra vida se forman neuronas nuevas.

Es totalmente cierto que el ejercicio físico (en especial el ejercicio aeróbico) resulta beneficioso para el cerebro. Estimula ciertas funciones cognitivas y ejecutivas (permiten planificar, desarrollar estrategias, improvisar y resolver problemas) e incluso hay estudios que demuestran que existe una formación de neuronas asociada al ejercicio físico. Otros estudios afirman que el ejercicio físico podría aumentar el rendimiento académico en áreas como la lectura o las matemáticas.

Respecto a la pregunta de si nunca es tarde para aprender, lo cierto es que aunque diversas áreas de la corteza cerebral no sufren pérdidas neuronales significativas a una edad avanzada, la comunicación neuronal sí sufre un deterioro progresivo como resultado de la degeneración de la mielina (el aislamiento de las fibras nerviosas) Pero puesto que todavía queda mucha memoria, si hay interés y se hace gimnasia cognitiva, es posible rehabilitar muchas de las redes perdidas.

Siempre se ha dicho que es bueno consultar los problemas con la almohada y en esta afirmación popular hay algo de verdad. Mientras dormimos el cerebro sigue funcionando y se cree que permite consolidar lo aprendido durante el día y darle sentido. Además el sueño y los ensueños pueden ser creativos e inspiradores. Funcionan como ocurre en muchas personas despiertas cuando inconscientemente y sin pensar en una idea ésta aparece de repente en su mente consciente.

¡Coméntalo!